El Chaltén

Historia

Los primeros pobladores en habitar El Chaltén fueron los Aonikenk o tehuelches cuyo nombre significa ‘gente del sur’ y que eran cazadores-recolectores. Denominaron a la gran montaña «chaltén», palabra que tiene varias acepciones: ‘montaña que humea’, ‘montaña azulada’ y también ‘serruchado’, por la forma de las montañas.

En el año 1877, el perito Francisco Moreno remonta el río Santa Cruz y bautiza los lagos Argentino y Viedma y el cerro Fitz Roy, al que divisa a la distancia. Años después, vuelve a la Patagonia en una expedición para demarcar los límites con Chile, con colaboradores de origen nórdico. Algunos de ellos fundaron luego las primeras estancias alrededor del Lago Viedma, junto a otros inmigrantes europeos que se establecieron en el área.

En el año 1937 se creó la reserva nacional “Los Glaciares” que en 1942 asume la categoría de Parque Nacional Los Glaciares, el área protegida más grande del país.

En esta época, también llegaron las primeras expediciones de montañistas aventureros. En marzo de 1948 se llevó a cabo el primer intento argentino por conquistar el Monte Fitz Roy, en conmemoración se celebra la Fiesta Nacional del Trekking.

En 1952 Magnone y Lionel Terray, de nacionalidad francesa, conquistaron la cima del Chaltén el 2 de febrero, con el apoyo del gobierno nacional argentino que colaboró con la logística.

También se destacaron en las montañas de la zona otros montañistas y escaladores como De Agostini, Cesarino Fava, Cesare Maestri, Toni Egger, entre otros; además de Ferrari, Conti, Chiappa y Negri quienes en 1974 alcanzaron la cumbre del Cerro Torre.

El 12 de octubre de 1985  se fundó El Chaltén por razones geopolíticas, a través de la Ley provincial N°1771. El área protegida del Parque Nacional Los Glaciares cedió parte de su territorio para crear el pueblo.

El 28 de julio de 1994, fue declarado “Capital Nacional del Trekking”, poniendo en valor los senderos de montaña que permiten recorrer y disfrutar del espectáculo natural. El turismo de aventura se erigió como el principal atractivo y fuente económica del joven pueblo.

El Preámbulo Fundacional del pueblo expone:

[…] la imperiosa necesidad de aumentar las posibilidades de poblamiento de nuestro territorio cuyas dilatadas extensiones transcurren en la actualidad y desde hace casi treinta años, en una actitud estática que se hace necesario revertir para asegurar un aumento en la distribución demográfica acorde con la realidad que la hora impone.

[…] Dicha zona requiere de un agresivo desarrollo y de una activa presencia socioeconómica que apoye y secunde la labor silenciosa y encomiable que nuestra Gendarmería Nacional lleva a cabo en la región y permita con actividad y presencia santacruceña firme y sostenida afianzar la soberanía de dicha zona sometida a permanente presiones.

Si bien el carácter urgente de la fundación es geopolítico, el atractivo de los recursos naturales de la zona permitieron el crecimiento socio-económico a través del desarrollo del turismo.

El Chaltén es el escenario perfecto para atraer a los amantes de la naturaleza por los ríos De Las Vueltas y Fitz Roy, la enorme masa del Hielo Continental Patagónico Sur, con sus lenguas glaciarias que caen sobre lagos y lagunas y las imponentes montañas que cierran el paisaje de la estepa en achaparrados bosques. Además, brinda la posibilidad de ver animales como  zorros colorados, guanacos, huemules y una gran variedad de aves, entre los que se destacan los cóndores y las loicas.

Escudo

La Ley Nº1771, que creó el pueblo de El Chaltén, en su artículo Nº5 describe: “El Escudo estará constituido por cuatro cuadrantes separados por borduras de oro que rodean también al conjunto, poseyendo en su cimera un sol naciente también de oro. El cuadrante superior izquierdo contiene sobre un fondo rosado (coloración propia de los cerros que enmarcan al pueblo), la imagen de un cristal de hielo, símbolo de los glaciares y las nieves eternas. En el cuadrante superior derecho, sobre un fondo azul que representa el cielo nocturno, cuatro estrellas doradas que simbolizan la Cruz del Sur. En el cuadrante central, sobre un fondo celeste, la inscripción “EL CHALTÉN” y en el cuadrante inferior sobre un fondo celeste, la silueta recortada de la cumbre de El Chaltén.”

Bandera

La bandera del pueblo se eligió a través de un concurso local en el que los habitantes del pueblo presentaron variados diseños.

La propuesta ganadora, de Edgar Benard Bacci, mantiene equilibro con el escudo para afianzar la identidad. Posee tres colores bien definidos: el celeste y el blanco por nuestra bandera nacional, símbolo de lucha por la soberanía de nuestro territorio y el rosado representa la coloración de los cordones montañosos que enmarcan al pueblo.

Por otro lado, la Cruz del Sur, representa a los primeros habitantes de estas tierras: los aonikenk. La silueta de los cordones montañosos del Cerro Torre y El Chaltén, en la franja intermedia y por último, la franja celeste inferior, que representa la confluencia de los ríos Fitz Roy y de las Vueltas.